Familia

SALINAS GRANDES EN JUJUY

Pasamos un fin de semana en familia en Purmamarca.
Desde allí subimos montañas hasta llegar a los 4.170 metros sobre el nivel del mar para luego encontrarnos con este impresionante paisaje blanco, son 200 Km de sal a cielo abierto.
Sólo se me ocurre la palabra ASOMBRO para describirlo.
Allí nos ven saltando eufóricos a mi nieto y a mí.

EL HONOR FAMILIAR

Cada vez que mi papi veía mi nombre mal escrito en una entrevista, en los créditos de una peli o en un cartel callejero, me decía:

“¿A vos no te interesa defender tu apellido? Deberías aclarar a esa gente que se escribe con doble s y con doble t. ¡Es italiano y quiere decir lápiz labial!”

¡A LA ORDEN, MAESTRO QUERIDO!

Pienso en ellos

Foto tomada en Venecia, donde vivían

Hay días especiales, como el de hoy, en que me gusta sumergirme en los ancestros. Sé de dónde vengo y no los olvido.
Este es mi abuelo Arnaldo, nacido en Torino a fines del SXIX.
Arnaldo Rossetto, el que le enseñó a jugar al ajedrez a mi papi, el que escribió una de las biografías más completas de José Verdi, el que dibujó el mapa de Bahía Blanca que aún utiliza la Municipalidad, el que conversaba horas con Luigi Pirandello, el que no quiso nacionalizarse argentino pues no soportaba separarse de su tierra natal de ningún modo.
Y al que no conocí pues se fue de este mundo muy joven.