GRACIAS, HIJA QUERIDA

POR LLEVARME AYER, AMOROSAMENTE, A RECORRER LOS RINCONES QUE PERTENECIERON A TU PAPÁ. LOS QUE, EN TU INFANCIA, TE ENSEÑÓ A DESCUBRIR…

«Nuestra materia no es la de los sueños; puede, en cambio, contener más furor que la tormenta, y más paz que nuestro amanecer entre las cañas».
Oscar Balducci («Resaca de los Vientos»- Prosa de las Viejas Ciudades)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s