1982

CASI OCHO AÑOS SIN FACUNDO CABRAL

“NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAÍDO”
“ESTOY FELIZ DE ESTAR LOCO Y DE NO PERTENECER AL MUNDO DE LOS CUERDOS:
QUE ESTAFAN DESDE LOS BANCOS.
QUE MIENTEN DESDE LOS TEMPLOS.
Y MATAN EN NOMBRE DE LA PATRIA”

En el año 82 compartíamos Sala en un Teatro en Mar del Plata y, al enterarse que yo había quedado embarazada, vino hasta mi camarín con un papelito que decía: “Que Dios sea tan generoso con vuestro hijo como lo fue conmigo”. Balducci, el futuro papá y yo, felices con el deseo.

Un par de años más tarde nos invitó a cenar y pidió fotos de la niña que había nacido.

Con Facundo en el Restaurante Edelweiss. Él sonríe al ver la foto de Lucía Balducci y nos pidió a su papá Oscar y a mí conocerla.

 

Al enterarse de que tenía apenas un mes de embarazo, Facundo vino emocionados abrazarme al camarín del teatro que compartíamos en Mardel y me entregó este papel para que me diese suerte… lo tengo conmigo desde entonces… ¡y mi hija ya me dio un nieto!