Prensa

El miércoles los espero en el Solís

Nombre del espectáculo: CECILIA ROSSETTO EN CONCIERTO
Fecha de estreno: 7 Noviembre 2018

REPARTO
Cecilia Rossetto

Músicos:
Bandoneón: Walther Castro
Contrabajo: Mono Hurtado
Arreglos y Dirección musical: César Angeleri

COLABORADORES
Vestuario: Francisco Ayala
Fotografías: Ana Ferrari
Diseño de Web: Diego Kehrig
Producción: Pablo Enríquez

DIRECCIÓN
Cecilia Rossetto

SALA
Teatro Solís
S/N, Buenos Aires
Montevideo
Uruguay

“Hubo cuatro puertos en mi vida”

Cecilia Rossetto se prepara para el escenario del Teatro Solís. Foto: Marcelo Bonjour

TVSHOW
Montevideo
23 Octubre 2018

ENTREVISTA CON CECILIA ROSSETTO

La destacada actriz y cantante argentina se presenta el miércoles 7 de noviembre en el Teatro Solís

Ella ha visitado Montevideo en distintas etapas de su carrera, y esta ciudad, y este país, significan mucho para ella. Ahora, el miércoles 7 de noviembre a las 20.30 subirá al escenario del Teatro Solís, para ofrecer Cecilia Rossetto en concierto, un original show que realizará junto a un destacado trío de músicos de Argentina. La reconocida cantante y actriz de teatro, cine y televisión, se presentará acompañada de bandoneón, guitarra y contrabajo, para realizar un recorrido que reúne grandes partituras con notables poetas, en procura de amalgamar la música tradicional y la de vanguardia. Entradas en Tickantel, desde $ 300 a $ 600.

-¿Cómo va a ser el show?

-Se trata de una especie de maridaje entre grandes poemas de la literatura rioplatense, y música ciudadana, con fuerte presencia del tango. Así, uno a Julio Cortázar con Eladia Blázquez, a Idea Vilariño con Tita Merello, a Juan Gelman con Homero Manzi. O Cristina Peri Rossi con Paco Ibáñez. Yo trabajo fundamentalmente con la emoción. Casi todos mis espectáculos tienen ese común denominador.

-¿Contame algún momento especial del show?

-Me encanta lo que logré con un poema de Idea Vilariño, y con el único tango que escribió Tita Merello. Ese es uno de los momentos que más me emociona del espectáculo. Porque lo presento como dos mujeres muy fuertes del Río de la Plata, sufriendo la pérdida de un amor.

-¿Qué es fundamental para cantar tango?

-Yo soy una actriz muy temperamental, de mucha fuerza dramática, algo que ya me lo dijeron mis profesores cuando empecé a estudiar en la Escuela de Arte Dramático. Yo no servía para la comedia inglesa, light. Mi fuerza escénica, mi forma de actuar, mi voz, mi cuerpo (que es muy grandote), era ideal para grandes monólogos dramáticos, para la tragedia griega. Me formé para eso y de hecho, lo hice. Pero siempre me diversifiqué. Mi vida es como si hubiese vivido muchas vidas juntas. Y a su vez me hubiera sido imposible quedarme nada más que con el tango. Mis pasiones han sido muchas, y muy diversas. Y he vivido en distintos lugares. Y hubo cuatro puertos en mi vida: Buenos Aires, Montevideo, La Habana y Barcelona. En cada uno pasé mucho tiempo y recibí mucha cosa.

-¿Te acordás de la primera vez que viniste a Uruguay?

-Sí, yo vine por primera vez a este país con mi papá. Mi papá venía a jugar un torneo de ajedrez: él fue tres veces campeón del mundo. Era la primera vez que yo salía de Argentina. Y recuerdo el asombro de estar en un país diferente, de ver ese mar, de caminar por Pocitos. Yo adoro esta ciudad. Me gusta la humildad de la gente.

-Tu relación con Montevideo te marcó mucho.

-Sí, muy intensa. Casi toda mi formación intelectual, e ideológica, fue conformada aquí en Montevideo. En los brazos de mi padrino, un anarquista uruguayo, un intelectual, un hombre muy culto. Me acuerdo que él, en su casa de la avenida Burgues, siempre que íbamos a hacer una foto, él iba a buscar la bandera de la República Española. Y allá por 1968 él me anotó en el Cine Club. Y me acuerdo que él me paseaba por 18 de Julio, donde se armaban reuniones, en las que pasaban los discursos de Fidel. Y esas cosas que se formaron en mi primera juventud en Montevideo, me marcaron muy fuerte. Tal vez soy una vieja antigua, pero no se me ha movido la cabeza en lo que me formaron. Cuando recibí toda esa educación de mi familia uruguaya, no sabía hasta qué punto la iba a continuar.

-Y tú trabajaste además en el famoso boliche La Fusa, de Punta del Este.

-Sí, fue mi primera actuación como cantante, por 1971. Tengo hasta los programas. Yo era muy chica, no sabía de qué se trataba nada. Un día Horacio Molina me escuchó cantar, y me descubrió. Yo era muy joven, tenía un pelo hasta la cintura, era muy atractiva. Y me llevó a a trabajar a Punta del Este: el programa lo empezaba yo, de relleno, y luego seguía Les Luthiers, y cerraba Mercedes Sosa. Punta del Este era otro mundo, sin todos esos edificios. Y Silvina Muniz me llevó a La Fusa. Yo no me movía de la Parada 10, porque conocía muy poca gente.

-O sea que en Uruguay te sentís muy cómoda.

-Sí, ustedes siempre me mimaron mucho. Cuando yo tuve un acontecimiento muy desagradable, en un almuerzo, a mí eso me conmocionó mucho, que en Argentina se pudiese hablar sí, despectivamente, de mí, porque fuera de izquierda. Me parecía una locura.

-Te referís a aquel episodio con Mirtha Legrand.

-Sí, pero yo no la nombro. Y cuando sucedió eso, el público de Montevideo, llenó durante un año el teatro donde yo estuve. Para expresarme su solidaridad. Yo trabajé todo ese año aquí en Montevideo. Incluso recibí el Florencio al Mejor Espectáculo Extranjero. Me acuerdo que acá en Montevideo, en la casa de Eduardo Galeano, haber visto por televisión, cuando De la Rúa declaraba estado de sitio. Y después de eso me fui a vivir a Barcelona, sin un peso, porque el poco dinero que tenía me había quedado en el Corralito.

-En Wikipedia dice que también fuiste vedette.

-Evidentemente no hay que confiar en Wikipedia. Debe de ser porque en muchos espectáculos aparecí con las piernas al aire. En el primero que aparecí con las piernas al aire, dirigida por David Stivel, estaban Jorge Luz, Marilú Marini, Pinti. Y ahí hacía una imitación de la bailarina francesa Zizi Jeanmaire. Era un estilo de vedette muy especial, más refinada, más pulposa. Y el coreógrafo de esa obra había sido coreógrafo de Judy Garland. Y yo aparecía con el pelo muy cortito, negro, y con las piernas al aire. Y yo me negaba. Porque de jovencita se reían de mí, porque era muy alta y muy delgada. Me decían Popotitos. Y así empecé. Después mis piernas me dieron de comer, en muchísimos lugares del mundo. Una vez en Barcelona, un crítico me describió como un extraño ser, de mirada triste y piernas alegres. Los críticos españoles han sido muy creativos en sus opiniones sobre mí. Una vez uno dijo que ver un espectáculo mío es como subir a una montaña rusa pasado de coca.

CARLOS REYES

Entrevista en Canal 10 Uruguay

Presione sobre la imagen para ver la entrevista completa

Nombre del programa: LA MAÑANA EN CASA
Fecha de emisión: 04 Octubre 2018
Conductora: María Inés Obaldía
EMISORA: CANAL 10 Montevideo

Rossetto es doble s y doble t… muy italiano… quiere decir “lápiz de labios”

Entrevista en Mañana Silvestre: Cecilia Rossetto: “A veces veo la realidad y me da ganas de llorar”

Rossetto presentará el espectáculo Rojotango este sábado 21 de abril a las 21 horas en el espacio Caras y Caretas, ubicado en la calle Sarmiento 2037, en la Ciudad de Buenos Aires. El show tendrá un segundo y último capítulo el sábado 28 de abril en el mismo espacio teatral.
La artista anticipó que en mayo volverá a grabar la segunda temporada de la serie televisiva “Un gallo para esculapio”, con dirección de Bruno Stagnaro.

“En su mejor momento” de Marcos Ordóñez

Marcos y yo

 

Dedicado a Cecilia Rossetto

Publicado por el diario El País de España

 

Para escribir este relato, Marcos se basó en mi estancia en París cuando estaba trabajando en Mortadela.

Invité a Marcos y su esposa Pepita a pasar una semana en la casa de la Rue de Paul Albert donde yo vivía.

En esa estancia pudieron compartir conmigo algunos de los “desarreglos” que padecía mi frágil corazoncito criollo.

 

Casa Rue Paul Albert

 

Para leer el relato, presioná sobre el círculo