¿QUIÉN DA LA ORDEN, EN MI BELLA CIUDAD, DE ARROJAR GAS PIMIENTA A NUESTROS MÉDICOS?

En esta Buenos Aires plena de verdes, del azul del jacarandá, del rosa de los palos borrachos, de los plátanos y los ombúes…en medio de tanta belleza para los sentidos surgen interrogantes.
¿Quién da la orden de lastimar a los maestros, a los médicos y a los vendedores de paltas?

Recordé un texto de Oscar Balducci que Carlos Carella recitó por el país, casi clandestinamente, durante la dictadura de
Videla y que fue recogido en el libro “En el país de los enanos” del autor publicado por la Editorial Wolkowicz:

“Apareció la rosa enana. Nadie la quería tocar, pues es la rosa que mira hacia arriba. Se arrodillaban con las manos unidas detrás, como esposados, para apenas besarla, para apenas rozarla con los labios, y entonces les cortaban la cabeza. En un país gobernado por idiotas -dije al enano viejo- antes de rendir culto a la belleza, hay que quitarle el hacha al asesino.”

 

 

+INFO: Presione sobre la imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s