Osvaldo Bayer

OSVALDO BAYER, MI AMIGO


¡Bayer, adhiriendo siempre a todas las luchas!

 NACIÓ en SANTA FE EL 18 de FEBRERO de 1927

Tuve el honor y la felicidad de compartir su amistad durante más de dos décadas. Las charlas interminables, la música, los paseos, el vino, sus cartas desde Alemania…

“No hay como sentarse a escribir una carta amiga. Más cuando quien la recibirá se trata de un ser con el cual uno puede navegar, soñar, caminar, verla en un escenario imaginario” me escribía desde Linz.

Qué bella ciudad, Linz a orillas del Rhin, y qué hermoso verano el que pasamos juntos con Osvaldo y Marlies, su encantadora compañera de toda la vida, madre de sus cuatro hijos, adorable mujer plena de inteligencia y sensibilidad.

Qué días de risas y camaradería soñando un mundo más justo…
“Un mundo con abejas y pan y sin hambre ni balas” como solía decirme con su poética siempre a flor de labios.

El orgullo de haber compartido su pasión por la Historia y la Justicia y por algunos de sus protagonistas.
Generoso con los seres que amaba, solíamos ir a visitar a América Scarfó, el gran amor de Severino Di Giovanni. ¡Qué emoción conocer a esa mujer!

Osvaldo fue quien luchó fervorosamente para que le fueran devueltas a América las cartas de amor de Severino, que habían sido confiscadas por la Policía.

“¡Te amo tanto! ¡Amo tanto a mis hijos! No querrás negarte a traer felicidad a mí y a mis hijos. Tú, que eres tan buena y que hablas con la voz divina de los ángeles!”

Bayer se estremecía con estas palabras románticas y llenas de ternura y les dió un importantísimo lugar en su magnífico libro “Severino Di Giovanni, idealista de la violencia”

¡SALÚD, MAESTRO!
¡BRINDARÉ POR VOS, AMIGO ENTRAÑABLE!

 


Con Norita Cortiñas brindando el día que cumplió 90 años.

 


En Barcelona, en el Carrer de la Cera, luego de comer juntos en Can Lluis. Bayer daría una charla en la ciudad con tal éxito que quedaron sin lugar más de 400 personas. Vinieron a escucharlo anarquistas de toda España.

 


¡60 años de casados!
Marlies y Osvaldo festejaron la fecha y enviaron esta bella tarjeta.

 

Cena en familia en Buenos Aires con una de sus nietas.

 


Marlies, que tenía un gran sentido del humor, se divertía enviándome tarjetas de las feministas alemanas.
Ésta dice:
“La vida es demasiado bella como para pasarla con hombres”