Abrazo después de las sentencias

Este abrazo, al finalizar la lectura de las sentencias en el Juicio por Puente 12 el pasado viernes, comenzó a gestarse cuando Cristina Comandé fue secuestrada y llevada a ese campo de concentración. Allí se encontró con Hugo Federico González Castresana, mi primer amor y mi primer marido, quien se despidió de ella cuando le anunciaron que lo mataban… hace 42 años…
Cristina fue quien iluminó esa horrible oscuridad que es la desaparición de nuestros queridos.
Por ello y por su incansable entrega, estaré eternamente agradecida a su generosidad y valentía.

Te quiero, Cri Cri.

¡MEMORIA, VERDAD y JUSTICIA!

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s